Cardiocirugía pediátrica

Definición

La cardiocirugía pediátrica se lleva a cabo para reparar defectos cardíacos con los que nació un niño (defectos cardíacos congénitos) y cardiopatías que el niño presenta después del nacimiento y que necesitan cirugía. La cirugía es necesaria para el bienestar del niño

Nombres alternativos

Cirugía cardíaca - pediátrica; Cardiocirugía para niños; Cardiopatía adquirida; Cirugía de válvulas cardíacas - niños

Descripción

Hay muchos tipos de defectos cardíacos. Algunos son menores y otros son más serios. Los defectos pueden ocurrir dentro del corazón o en los vasos sanguíneos grandes por fuera de este. Algunos defectos cardíacos pueden necesitar cirugía inmediatamente después de que el bebé nazca. En otros casos, su hijo puede esperar semanas, meses, o años sin problema hasta que lo operen.

Una cirugía puede ser suficiente para reparar el defecto cardíaco, pero algunas veces se necesita una serie de procedimientos. A continuación, se describen tres técnicas diferentes para reparar defectos congénitos del corazón en los niños.

La cirugía a corazón abierto es cuando el cirujano utiliza un sistema de circulación extracorporal.

Para algunas reparaciones de defectos cardíacos, la incisión se hace en el lado del tórax, entre las costillas. Esto se denomina toracotomía. Algunas veces se denomina cirugía a corazón cerrado. Esta cirugía se hace utilizando instrumentos especiales y una cámara. En la mayoría de casos, no se necesita un sistema de circulación extracorporal con este enfoque. No todos los defectos cardíacos se pueden tratar con este enfoque.

Otra manera de reparar defectos cardíacos es insertar algunos tubos pequeños en una arteria de la pierna y hacerlos subir hasta el corazón. Esto se denomina cateterismo cardíaco. Solo algunos defectos cardíacos se pueden reparar de esta manera.

Un tema relacionado es cirugías correctivas de defectos cardíacos congénitos.

Por qué se realiza el procedimiento

Algunos defectos cardíacos necesitan reparación poco después del nacimiento. Para otros, es mejor esperar semanas, meses, o años. Es posible que ciertos defectos cardíacos no necesiten reparación.

En general, los síntomas que indican que se necesita cirugía son:

Riesgos

Los hospitales y centros médicos que llevan a cabo cardiocirugías en niños tienen cirujanos, enfermeros y técnicos que están especialmente entrenados para llevar a cabo estas operaciones. También tienen personal que cuidará de su hijo después de la cirugía.

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Los riesgos adicionales de una cardiocirugía son:

Antes del procedimiento

Si su hijo ya habla, cuéntele acerca de la cirugía. Si tiene un hijo en edad preescolar, coméntele el día antes lo que va a suceder. Dígale, por ejemplo: "Vamos a ir al hospital a quedarnos unos días. El médico te va a hacer una operación en el corazón para que trabaje mejor".

Si su hijo es mayor, empiece a hablarle acerca del procedimiento una semana antes de la cirugía. Usted debe involucrar al especialista en niñez o child's life specialist (persona que ayuda a los niños y sus familias en momentos como una cirugía mayor) y mostrarle al niño el hospital y las áreas quirúrgicas.

Su hijo puede necesitar muchos exámenes diferentes:

Coméntele siempre al proveedor de atención médica de su hijo qué medicamentos está tomando. Incluya medicamentos, hierbas y vitaminas que haya comprado sin receta.

Durante los días antes de la cirugía:

El día de la cirugía:

Después del procedimiento

La mayoría de los niños que se someten a una cirugía a corazón abierto necesitan permanecer en la unidad de cuidados intensivos (UCI) entre 2 y 4 días inmediatamente después de la intervención quirúrgica. Frecuentemente permanecen en el hospital de 5 a 7 días más después de salir de la UCI. Las estadías en la unidad de cuidados intensivos y en el hospital a menudo son más cortas para personas que se someten a cirugía a corazón cerrado. Las cirugías cardíacas más complejas pueden requerir que su hijo se quede en el hospital por semanas o meses después de la cirugía.

Durante la estadía en la UCI, su hijo tendrá:

Cuando su hijo salga de la UCI, se le quitarán la mayoría de las sondas y cables. Se lo estimulará para que retome muchas de sus actividades diarias habituales. Algunos niños pueden empezar a comer o beber por sí solos al cabo de 1 o 2 días, pero a otros les puede llevar más tiempo.

Cuando a su hijo se le dé de alta, se les enseñará a los padres y cuidadores qué actividades son apropiadas para que el niño realice, cómo cuidar la incisión y cómo administrarle los medicamentos que pueda necesitar.

Su hijo necesitará por lo menos algunas semanas más en casa para recuperarse. Hable con su proveedor acerca de cuándo puede regresar a la escuela o a la guardería.

Su hijo necesitará citas de control con un cardiólogo (médico especialista en el corazón) cada 6 a 12 meses. Es posible que necesite tomar antibióticos antes de ir al odontólogo para una limpieza dental u otros procedimientos con el fin de prevenir infecciones cardíacas graves. Pregúntele al cardiólogo si esto es necesario.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de la cardiocirugía depende del estado del niño, del tipo de defecto y del tipo de cirugía que se realizó. Muchos niños se recuperan completamente y llevan vidas normales y activas.

Referencias

Douglas WI, Beers K. Technical considerations in pediatric cardiac surgery. Semin Pediatr Surg. 2021;30(2):151043. PMID: 33992311 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33992311/.

Ginther RM, Forbess JM. Pediatric cardiopulmonary bypass. In: Fuhrman BP, Zimmerman JJ, eds. Pediatric Critical Care. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 37.

Krajewski ML, Mahmood F. Preioperative echocardiography. In: Gropper MA, ed. Miller's Anesthesia. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 37.

LeRoy S, Elixson EM, O'Brien P, et al. Recommendations for preparing children and adolescents for invasive cardiac procedures: a statement from the American Heart Association Pediatric Nursing Subcommittee of the Council on Cardiovascular Nursing in collaboration with the Council on Cardiovascular Diseases of the Young. Circulation. 2003;108(20):2550-2564. PMID: 14623793 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/14623793/.

Webb GD, Smallhorn JF, Therrien J, Redington AN. Congenital heart disease in the adult and pediatric patient. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 75.


Actualizado: 1/15/2021
Versión en inglés revisada por: Scott I. Aydin, MD, Assistant Professor of Pediatrics, Ichan School of Medicine, Division of Pediatric Cardiology and Critical Care Medicine, Kravis Children's Hospital at Mount Sinai New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.comTodos los derechos son reservados